A 5 Star Hotel

En el centro de la nada

El hotel en su espléndido aislamiento surge como un elemento más del paisaje, casi sin quererse hacer notar demasiado. Sin embargo, una vez se franquea la puerta de entrada las sensaciones son muy diferentes: amplios espacios, decoración étnica, cada pieza es única, ambiente cálido que se desprende de los numerosos tapices, alfombras, salones diversos, confortables sofás, papeles pintados, maderas, colores tenues. Se aprecia que se ha buscado aunar la sofisticación con la comodidad más absoluta.

No sólo dormir, sino descansar es muy fácil así

En las habitaciones las camas de 2,10 de ancho por 2 metros de largo con su doble colchón no tienen rival. En el baño la ducha dispensa el agua mineromedicinal del manantial del Balneario, todo un lujo para la piel.

Salón del Balneario de Segura